Fecha actual Sab Abr 19, 2014 9:07 pm


Todos los horarios son UTC - 5 horas [ DST ]


Nuevo tema Responder al tema  [ 1 mensaje ] 
Autor Mensaje
 Asunto: La exaltación
Publicado: Sab Abr 23, 2011 6:20 pm 
Desconectado
Miembro Avanzado
Avatar de Usuario

Registrado: Dom Ene 18, 2004 9:14 pm
Mensajes: 1474
Ubicación: Tegucigalpa, Honduras
La exaltación
Filipenses 2:8-10 “y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz. Por lo cual Dios también le exaltó hasta lo sumo, y le dio un nombre que es sobre todo nombre, para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que están en los cielos, y en la tierra, y debajo de la tierra;”
Este quizá además de la muerte expiatoria en la cruz, sea uno de los más importantes pasos dados por Jesús en la tierra, hasta alcanzar ser sentado en el trono de su Majestad Dios en los cielos. Jesús se humilló y Dios le exaltó, la humillación fue a lo máximo y la exaltación a lo máximo.
Dios no acepta que los hombres sean exaltados ellos mismo o por otros hombres, todo el que alcance exaltación fuera de Dios, será derrotado y humillado o avergonzado, Lucas 1:52 “Quitó de los tronos a los poderosos, Y exaltó a los humildes.” Esa es la filosofía de Dios. Nadie se exaltará a si mismo, y de esa manera Dios ha puesta el siguiente aviso: Ezequiel 21:26 “así ha dicho Jehová el Señor: Depón la tiara, quita la corona; esto no será más así; sea exaltado lo bajo, y humillado lo alto.” Isaías 2:17 “La altivez del hombre será abatida, y la soberbia de los hombres será humillada; y solo Jehová será exaltado en aquel día.” Mismo principio que Jesús declaró como doctrina básica del cristianismo, Lucas 14:11 “Porque cualquiera que se enaltece, será humillado; y el que se humilla, será enaltecido.”
La biblia está rica de este tema, si vemos, hay muchas formas de presentar este asunto desde el punto de vista espiritual aun cuando los ejemplos no sean mis mismos, pero el principio si es el mismo. Jesús nos ha enseñado que el reino de Dios es de los pequeños y esto lo que significa es de los humildes o humillados, veamos sus palabras en Mateo 18:3 “y dijo: De cierto os digo, que si no os volvéis y os hacéis como niños, no entraréis en el reino de los cielos.” Mateo 19:14” Dejad a los niños venir a mí, y no se lo impidáis; porque de los tales es el reino de los cielos.” Y en otras palabras pero refiriéndose a lo mismo dice: Marcos 4:30-32 “Decía también: ¿A qué haremos semejante el reino de Dios, o con qué parábola lo compararemos? Es como el grano de mostaza, que cuando se siembra en tierra, es la más pequeña de todas las semillas que hay en la tierra; pero después de sembrado, crece, y se hace la mayor de todas las hortalizas, y echa grandes ramas, de tal manera que las aves del cielo pueden morar bajo su sombra.” Y también se refirió a ello en estas palabras: Lucas 8:11 “Esta es, pues, la parábola: La semilla es la palabra de Dios.” Para dar a conocer que el poder de Dios está en una simple palabra de El. El universo entero fue hecho por su palabra y bastó una pequeña palabra como Sea la luz para que la luz fuera creada y esa luz no ha terminado desde su primer dia.
El mejor y mayor ejemplo de que lo pequeño sea engrandecido lo tenemos en Jesús quien dice la palabra Filipenses 2:8-10 “y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz. Por lo cual Dios también le exaltó hasta lo sumo, y le dio un nombre que es sobre todo nombre, para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que están en los cielos, y en la tierra, y debajo de la tierra;”
Si una persona se humilla, o sea se hace pequeña, no de estatura sino de ego, Dios le exaltará o le ensalzará a lo sumo, esta es la regla: Juan Bautista lo dijo: Juan 3:30“Es necesario que él crezca, pero que yo mengue.” Y Pablo lo deja ver en estos términos: 2 Corintios 4:16 “Por tanto, no desmayamos; antes aunque este nuestro hombre exterior se va desgastando, el interior no obstante se renueva de día en día.”
La doctrina de la humillación tiene una dosis alta de resurrección y podemos mezclar ambos términos sin temor de estar equivocados, porque lo uno lleva a lo otro, es decir la exaltación es la misma resurrección, antes debemos morir en lo carnal para brotar en lo espiritual. Porque tenemos dos cuerpos, el cuerpo carnal y el espiritual, en el carnal mora el pecado y en el espiritual mora Dios. 1 Corintios 15:44 “Se siembra cuerpo animal, resucitará cuerpo espiritual. Hay cuerpo animal, y hay cuerpo espiritual.” 1 Corintios 3:16 “¿No sabéis que sois templo de Dios, y que el Espíritu de Dios mora en vosotros?” entendamos pues, que el hombre natural debe humillarse y dar lugar al Espíritu que mora en nosotros, ese es el que será exaltado al igual que Cristo.
Decimos que la resurrección y la humillación son hermanas, ambas tienen la misma plataforma, ser humillado es equivalente a desaparecer o a morir, y ser exaltado es equivalente a nacer de nuevo. Jesús lo planteó haciendo una figura muy interesante que involucra a ambos, y dice; Juan 12:24 “De cierto, de cierto os digo, que si el grano de trigo no cae en la tierra y muere, queda solo; pero si muere, lleva mucho fruto.” Como ven solo por la via de la muerte se obtiene el fruto, lo cual significa que el cuerpo de carne debe morir para que el Espíritu nazca en nosotros, y esa muerte no es el desaparecimiento físico sino el hacerse pequeño, otras palabras nos llevan a lo mismo y dice: Lucas 18:28-30 “ Entonces Pedro dijo: He aquí, nosotros hemos dejado nuestras posesiones y te hemos seguido. Y él les dijo: De cierto os digo, que no hay nadie que haya dejado casa, o padres, o hermanos, o mujer, o hijos, por el reino de Dios, que no haya de recibir mucho más en este tiempo, y en el siglo venidero la vida eterna.” Como ven, esa es la figura, y dejar significa no tomar en cuenta, lo que es lo mismo humillar, cuando uno se humilla es porque no se toma en cuenta, mismo principio que Jesús nos deja al decir: Mateo 19:30 “Pero muchos primeros serán postreros, y postreros, primeros.” O sea los menos importantes serán los primeros y los más importantes serán los últimos. Cuando uno siembra una pequeña semilla, el resultado es un árbol grande, este principio lo tenemos desde el mismo momento de la creación, Dios habló de crear semillas y el fin es que han de crecer hasta ser arboles gigantes, Génesis 1:11 “Después dijo Dios: Produzca la tierra hierba verde, hierba que dé semilla; árbol de fruto que dé fruto según su género, que su semilla esté en él, sobre la tierra. Y fue así.”
El cristianismo no está formado por grandes hombres, llenos de sabiduría y de liderazgo, sino de hombres humildes y pequeños que son engrandecidos por Dios, esto lo podemos comparar con la siguiente palabra: 1 Corintios 1:28 “y lo vil del mundo y lo menospreciado escogió Dios, y lo que no es, para deshacer lo que es,” tal es el caso del Rey David, que nos cuenta la escritura haber sido un hombre pequeño que venció al gigante Goliat. Dios utiliza lo más débil y pequeño para avergonzar a lo fuerte y grande, 1 Corintios 1:27 “sino que lo necio del mundo escogió Dios, para avergonzar a los sabios; y lo débil del mundo escogió Dios, para avergonzar a lo fuerte;”
Si leemos en la historia antigua el caso de la torre de Babel, nos daremos cuenta que a Dios no le agrada que los hombres busquen el cielo por su propia cuenta, sino que debe ser por el camino y la via que es Jesucristo su Hijo. Veamos la cita en Génesis 11:4-9 “Y dijeron: Vamos, edifiquémonos una ciudad y una torre, cuya cúspide llegue al cielo; y hagámonos un nombre, por si fuéremos esparcidos sobre la faz de toda la tierra. Y descendió Jehová para ver la ciudad y la torre que edificaban los hijos de los hombres. Y dijo Jehová: He aquí el pueblo es uno, y todos éstos tienen un solo lenguaje; y han comenzado la obra, y nada les hará desistir ahora de lo que han pensado hacer. Ahora, pues, descendamos, y confundamos allí su lengua, para que ninguno entienda el habla de su compañero. Así los esparció Jehová desde allí sobre la faz de toda la tierra, y dejaron de edificar la ciudad. Por esto fue llamado el nombre de ella Babel, porque allí confundió[a] Jehová el lenguaje de toda la tierra, y desde allí los esparció sobre la faz de toda la tierra.” Juan 14:6 “Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí.”
No hay manera que el hombre busca a Dios por sus propios caminos, lo más excelso de los hombres es inmundicia para Dios, Lucas 16:15 “Entonces les dijo: Vosotros sois los que os justificáis a vosotros mismos delante de los hombres; mas Dios conoce vuestros corazones; porque lo que los hombres tienen por sublime, delante de Dios es abominación.” Jesús lo expresó en esta otra forma: Juan 10:1 “De cierto, de cierto os digo: El que no entra por la puerta en el redil de las ovejas, sino que sube por otra parte, ése es ladrón y salteador.”
Es necesario pues que nos humillemos, tal como lo tenemos por mandamiento del Señor, Mateo 16:24 “Entonces Jesús dijo a sus discípulos: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, y tome su cruz, y sígame.” Y ese negarse a si mismo lo que significa es humillarse, negarse o morirse porque la cruz para eso es, para morir, y dejar que sea Dios quien actúe en nosotros, 2 Corintios 10:4 “porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas,”
Es altamente importante para ser cristiano genuino, el ser humilde, tal como el apóstol de Jesús lo expuso diciendo: Santiago 1:9 “El hermano que es de humilde condición, gloríese en su exaltación;” y el salmista lo dice en estas palabras Salmos 138:6 “Porque Jehová es excelso, y atiende al humilde, Mas al altivo mira de lejos.” Mientras tanto las palabras de Jesús dicen Mateo 11:29 “Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas;” y Pablo usa estos términos 2 Corintios 10:1 “Yo Pablo os ruego por la mansedumbre y ternura de Cristo, yo que estando presente ciertamente soy humilde entre vosotros, mas ausente soy osado para con vosotros;” y agrega Romanos 12:16 “Unánimes entre vosotros; no altivos, sino asociándoos con los humildes. No seáis sabios en vuestra propia opinión.” Otro apóstol dice Santiago 4:6 “Pero él da mayor gracia. Por esto dice: Dios resiste a los soberbios, y da gracia a los humildes.” Y Pedro lo confirma diciendo 1 Pedro 5:5 “Igualmente, jóvenes, estad sujetos a los ancianos; y todos, sumisos unos a otros, revestíos de humildad; porque: Dios resiste a los soberbios, Y da gracia a los humildes.”
Si alguien busca ser exaltado que se humille, Dios lo exaltará y si alguien se exalta o es exaltado por los hombres Dios lo humillará y avergonzará. ¿Qué buscais?
Por Victor Manuel Castro Chinchilla


Arriba
 Perfil  
 
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 1 mensaje ] 

Todos los horarios son UTC - 5 horas [ DST ]

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado

No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro
Buscar:
Saltar a:  
Powered by phpBB © 2000, 2002, 2005, 2007 phpBB Group