Fecha actual Mié Jun 20, 2018 8:52 pm


Todos los horarios son UTC - 5 horas [ DST ]


Nuevo tema Responder al tema  [ 1 mensaje ] 
Autor Mensaje
 Asunto: Que cosa es el reino de los cielos
Publicado: Mar Abr 12, 2011 7:05 pm 
Desconectado
Miembro Avanzado
Avatar de Usuario

Registrado: Dom Ene 18, 2004 9:14 pm
Mensajes: 1511
Ubicación: Tegucigalpa, Honduras
¿Qué cosa es el reino de los cielos?
Mucho tiempo ha pasado desde que Jesús estuvo en la tierra enseñando acerca del reino de los cielos. Ya han pasado más de dos mil años y el término aun permanece en las nubes, porque en las iglesias que es donde se da a conocer la palabra de Dios, muy poco o nada se enseña acerca del reino de los cielos, es más, existen confusiones entre religiones cuando algunos hablan de cielo únicamente y no del reino. Estudiemos ampliamente este término, lo que significa y qué relación tiene entre nosotros.
Hablando de la iglesia que es donde se viven estos temas, Jesús advierte acerca del quebrantamiento de algunos mandamientos de Dios y dice e Mateo 5:19 “De manera que cualquiera que quebrante uno de estos mandamientos muy pequeños, y así enseñe a los hombres, muy pequeño será llamado en el reino de los cielos; mas cualquiera que los haga y los enseñe, éste será llamado grande en el reino de los cielos.” Indicando claramente que cualquier persona que se dedique a enseñar la palabra de Dios, debe dar a los mandamientos el suficiente énfasis e importancia y nunca minimizarlos porque en la medida que los minimice así será tratado y en la medida que los maximice así será tratado, será llamado pequeño o grande en el reino dependiendo que tanta importancia les dé a los mandamientos.
Hablando Jesús con los apóstoles, y específicamente con Simón Pedro, Jesús le dice: Mateo 16:19 “Y a ti te daré las llaves del reino de los cielos; y todo lo que atares en la tierra será atado en los cielos; y todo lo que desatares en la tierra será desatado en los cielos.” La palabra llaves no es como la gente piensa que se trata de abrir una puerta y que el apóstol Pedro tiene las llaves, no es así, en lo espiritual, sino que se trata de dar los secretos o las claves para entrar al reino. Igualmente habla de que existe una relación automática e intima entre los cielos y la tierra. Y bastará hacer algo en la tierra para que suceda en los cielos, en otras palabras la tierra es la carne y los cielos es el Espíritu, si hacemos algo en la carne esto mismo está ocurriendo en el espíritu, tal es el caso de este verso que dice: Mateo 5:28 “Pero yo os digo que cualquiera que mira a una mujer para codiciarla, ya adulteró con ella en su corazón.”
Y el anuncio del reino comienza pidiendo un arrepentimiento, entendiéndose como tal, un cambio de vida, olvidando lo terrenal y buscando lo celestial o espiritual, Mateo 3:2 “y diciendo: Arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado.” Sin olvidar que en cualquier lugar en donde se predique el evangelio, debe comenzar haciendo notar el reino, Mateo 10:7 “Y yendo, predicad, diciendo: El reino de los cielos se ha acercado.” Dejando claramente establecido que no es suficiente el reconocer a Jesús como Señor sino que además hay que hacer la voluntad de nuestro Padre que está en los cielos, Mateo 7:21 2 ”No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos.”
Jesús pone de manifiesto a quienes les pertenece el reino de los cielos, porque debemos entender que no es para todos, que no es una entrada libre para quien quiera entrar o para todo el que haya muerto como se cree sino que aclara Mateo 5:3 “Bienaventurados los pobres en espíritu, porque de ellos es el reino de los cielos.” Y hace la aclaración de lo difícil que le resulta a un rico entrar al reino, Mateo 19:23 “Entonces Jesús dijo a sus discípulos: De cierto os digo, que difícilmente entrará un rico en el reino de los cielos.” Además agrega Mateo 5:10 “Bienaventurados los que padecen persecución por causa de la justicia, porque de ellos es el reino de los cielos.” Como se ve, no es para todos el reino, y no debemos confundir eso de que todos vamos al cielo al morir porque el reino de los cielos no es alcanzado al morir sino cuando estamos vivos en la tierra.
Para poner más claro el asunto del reino, Jesús hace tres comparaciones, la primera con una fiesta de bodas y la segunda con un rey que llama a sus siervos a hacer cuentas, y la tercera de un mercader que busca buenas piedras. Mateo 22:2 “El reino de los cielos es semejante a un rey que hizo fiesta de bodas a su hijo;” Mateo 18:23 “Por lo cual el reino de los cielos es semejante a un rey que quiso hacer cuentas con sus siervos.” Mateo 13:45 “También el reino de los cielos es semejante a un mercader que busca buenas perlas,”
Adicionalmente a la condición de ser pobres en Espíritu, Jesús agrega que para poder entrar al reino tenemos que volvernos como niños, Mateo 19:14 “ Dejad a los niños venir a mí, y no se lo impidáis; porque de los tales es el reino de los cielos.” Mateo 18:4 “Así que, cualquiera que se humille como este niño, ése es el mayor en el reino de los cielos.” Dejando ver que en el reino es susceptible de crecer, al igual que los niños, Mateo 13:31 “Otra parábola les refirió, diciendo: El reino de los cielos es semejante al grano de mostaza, que un hombre tomó y sembró en su campo; “Mateo 13:33 “Otra parábola les dijo: El reino de los cielos es semejante a la levadura que tomó una mujer, y escondió en tres medidas de harina, hasta que todo fue leudado.”
Los ejemplos anteriores muestran una condición similar entre ellos y es el asunto de crecer, una semilla de mostaza germina una pequeña planta que crece grande, la levadura es puesta en la masa y la hace crecer. Ahora, Jesús nos da una luz adicional para entender que en el reino de los cielos no todo es paz y tranquilidad como muchos creen, también al igual que en el mundo, existe la violencia, Mateo 11:12 “Desde los días de Juan el Bautista hasta ahora, el reino de los cielos sufre violencia, y los violentos lo arrebatan.” O sea hay guerras violentas. Mateo 13:47 “Asimismo el reino de los cielos es semejante a una red, que echada en el mar, recoge de toda clase de peces;” esa toda clase de peces es hablando de seres vivos buenos y malos.
También hizo algunas semejanzas para que entendiéramos bien como es el reino y dice Mateo 13:24 “Les refirió otra parábola, diciendo: El reino de los cielos es semejante a un hombre que sembró buena semilla en su campo;” y aclara acerca de la justicia nuestra diciendo Mateo 5:20 “Porque os digo que si vuestra justicia no fuere mayor que la de los escribas y fariseos, no entraréis en el reino de los cielos.”
Adicionalmente y refiriéndose a los niños, agrega que es necesario para las mujeres ser vírgenes y para los hombres también como eunucos, Mateo 25:1 “Entonces el reino de los cielos será semejante a diez vírgenes que tomando sus lámparas, salieron a recibir al esposo.” Mateo 19:12 “Pues hay eunucos que nacieron así del vientre de su madre, y hay eunucos que son hechos eunucos por los hombres, y hay eunucos que a sí mismos se hicieron eunucos por causa del reino de los cielos. El que sea capaz de recibir esto, que lo reciba.”
Como vemos las explicaciones acerca del reino son bastante variadas y eso nos da la idea de que no es un simple cielo donde están las nubes y donde nos vamos a sentar al morir, sino que se trata de un reino aquí en la tierra conocido como reino de los cielos, y para tener una mejor aclaración, veamos lo que el apóstol Pablo escribe acerca de ello, solo que en vez de llamarle reino nos habla de lugares celestiales, Efesios 1:3 “Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos bendijo con toda bendición espiritual en los lugares celestiales en Cristo,” Efesios 1:20 “la cual operó en Cristo, resucitándole de los muertos y sentándole a su diestra en los lugares celestiales,” Efesios 2:6 “y juntamente con él nos resucitó, y asimismo nos hizo sentar en los lugares celestiales con Cristo Jesús,” Efesios 3:10 “para que la multiforme sabiduría de Dios sea ahora dada a conocer por medio de la iglesia a los principados y potestades en los lugares celestiales,”
Al reino de los cielos, se puede entrar mientras vivimos en la tierra, basta reunir las condiciones que Dios nos pide para poder entrar, Jesús ligeramente se refiere a esta restricción y dice, Lucas 18:24 “Al ver Jesús que se había entristecido mucho, dijo: !!Cuán difícilmente entrarán en el reino de Dios los que tienen riquezas!” ahora, no confundamos lo que es el reino de los cielos con lo que es el reino de Dios, el apóstol Pablo nos hace una pequeña lista de quienes no pueden entrar al reino de Dios, y dice: 1 Corintios 6:9 “¿No sabéis que los injustos no heredarán el reino de Dios? No erréis; ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los que se echan con varones,” 1 Corintios 6:10 “ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los maldicientes, ni los estafadores, heredarán el reino de Dios.” Gálatas 5:19-21 “Y manifiestas son las obras de la carne, que son: adulterio, fornicación, inmundicia, lascivia, idolatría, hechicerías, enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas, disensiones, herejías, envidias, homicidios, borracheras, orgías, y cosas semejantes a estas; acerca de las cuales os amonesto, como ya os lo he dicho antes, que los que practican tales cosas no heredarán el reino de Dios.” Todas estas prohibiciones, como vemos, son para gente que esta viva en la carne, no podríamos pensar que se trate de espíritus, porque claramente Pablo está diciendo “Y manifiestas son las obras de la carne” luego el reino sea de los cielos o sea de Dios es para gente que vive, repito los muertos no pueden ser acusados de adulterio, fornicación, inmundicia, lascivia, idolatría, hechicerías, enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas, disensiones, herejías, envidias, homicidios, borracheras, orgías, y cosas semejantes, tiene que ser a las personas vivas que practican el pecado. Quisiera que quedara claro que tanto el reino de los cielos como en reino de Dios se viven mientras estamos en la carne vivos en la tierra.
Jesús nos hace una invitación y si lo notan, es a los vivos y dice: Mateo 6:33
“Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas.” ¿de qué está hablando? Los versos anteriores nos dicen (31-32) “No os afanéis, pues, diciendo: ¿Qué comeremos, o qué beberemos, o qué vestiremos? Porque los gentiles buscan todas estas cosas; pero vuestro Padre celestial sabe que tenéis necesidad de todas estas cosas.” ¿Está hablando de espíritus? No, está hablando de gente viva en la tierra. El reino de Dios y su justicia. Y para aclarar más este concepto leamos algo que Jesús dijo: Mateo 23:13 “Mas !!ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque cerráis el reino de los cielos delante de los hombres; pues ni entráis vosotros, ni dejáis entrar a los que están entrando.” ¿Habla de muertos? No, habla de vivos. Y porque a los escribas y a los fariseos no se les permite ingresar al reino? Aquí está la respuesta: “¿No sabéis que los injustos no heredarán el reino de Dios? Y más precisamente esto: Mateo 5:20 “Porque os digo que si vuestra justicia no fuere mayor que la de los escribas y fariseos, no entraréis en el reino de los cielos.” Y ¿Quiénes son ellos? Aquí una descripción de ambos: Entre los hebreos, doctor e intérprete de la ley.. En la Antigüedad, copista, amanuense. Entre los judíos, miembro de una secta que afectaba rigor y austeridad, pero eludía los preceptos de la ley, y, sobre todo, su espíritu.
Los escribas y los fariseos modernos son aquellos que exigen a los demás el cumplimiento de las leyes o mandamientos, generalmente son doctores, teólogos o conocedores de la Palabra de Dios. Jesús al referirse a ellos dice: Mateo 15:7-8 “Hipócritas, bien profetizó de vosotros Isaías, cuando dijo: Este pueblo de labios me honra; Mas su corazón está lejos de mí.” Son muy lisonjeros, saben orar en público y dicen cosas muy bonitas delante de los hombres, a ellos les dice Mateo 6:5 “Y cuando ores, no seas como los hipócritas; porque ellos aman el orar en pie en las sinagogas y en las esquinas de las calles, para ser vistos de los hombres; de cierto os digo que ya tienen su recompensa.” Lucas 16:15 “Entonces les dijo: Vosotros sois los que os justificáis a vosotros mismos delante de los hombres; mas Dios conoce vuestros corazones; porque lo que los hombres tienen por sublime, delante de Dios es abominación.”
Por Victor Manuel Castro Chinchilla


Arriba
 Perfil  
 
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 1 mensaje ] 

Todos los horarios son UTC - 5 horas [ DST ]

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado

No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro
Buscar:
Saltar a:  
cron
Powered by phpBB © 2000, 2002, 2005, 2007 phpBB Group